Cultura/Humanidades

El desperdicio de alimentos en los hogares españoles

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) presentó el estudio realizado sobre el desperdicio de alimentos en los hogares durante el ejercicio pasado, además, han facilitado un informe sobre el desperdicio de alimentos de los hogares en España haciendo una comparativa del año 2020 y el año 2019, y sinceramente, nos sorprenden los datos, nos apena, nos causa cierta desazón saber que casi no hay diferencias, aunque todo depende de cómo se mire.

Claro, hablamos de que el último año hemos vivido una situación excepcional, con un confinamiento, en el que se compraban alimentos dejando los supermercados literalmente vacíos, y una mala gestión de los alimentos en el hogar (se veía venir) provocaba que los frescos se estropearan y acabaran en la basura. Pero también hemos vivido, y aún está coleando, una situación laboral límite para muchos, que ha conducido a no poder llenar la nevera. Y esto son sólo un par de situaciones de la pandemia, pero hay infinitas más.

Lo lógico sería pensar que la pandemia hubiera hecho reflexionar a la población, y eso se creía al principio, pero ya hemos visto que el ser humano (sin generalizar, pero abundantemente) es el que tropieza con la misma piedra tantas veces como la tenga delante. Quizá somos un poco dramáticos, pero comentadnos qué os parece a vosotros el dato principal, lo que destaca el MAPA: “Cada español tiró a la basura una media de 31 kilos/litros de comida y bebida en 2020, cifra similar a la del año pasado, aunque mejora la tasa de desperdicio que baja del 4’7% al 4’3% del total de alimentos comprados por los hogares”. Y continúa: “En total, en el cubo de la basura de las familias terminaron 1.364 millones de kilos/litros de alimentos”.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha presentado estos datos y explicado lo que ya todos conocemos, que desperdiciar alimentos no es sólo tirar comida, también se desperdician los recursos económicos y naturales (tierra, agua, energía, insumos…) que se han utilizado para producirlos, así como el esfuerzo de quienes los producen. Pero está visto que no es un mensaje que remueva mucho a la sociedad.

El caso es que el responsable del MAPA recordó que va a llevar a Consejo de Ministros, antes de final de año, una propuesta de proyecto de ley para prevenir el desperdicio de alimentos en los hogares, en la cadena de producción y suministro, en hostelería… en toda la cadena alimentaria. Con esta regulación se pretende conseguir una gestión más eficiente de los recursos y contribuir a la sostenibilidad y a la economía circular.

Para más información accede a los estudios sobre el desperdicio de alimentos, aquí puedes leer ‘Desperdicio de Alimentos en los Hogares en España Años 2020 vs 2019’ (Pdf), y pulsando aquí puedes leer el informe ‘Desperdicio de alimentos fuera de los hogares españoles 2020’ (no es lo que desperdician los establecimientos de hostelería, sino lo que desperdiciamos nosotros dejándolo en el plato en cualquier lugar fuera de casa). 

Basado en una entrada de Gastronomía y Compañía